24 Jun

Cuántos clics reciben los primeros resultados en un buscador

Clic through rates per position

Utilizamos los buscadores para encontrar con rapidez las cosas que necesitamos y nos interesan en internet. A medida que avanzamos en nuestro proceso de búsqueda vamos redifiniendo la palabras clave con las que interrogamos al buscador. Al principio comenzamos utilizando palabras muy genéricas que vamos acotando y concretando a medida avanzamos en nuestra búsqueda.

Si no encontramos en la primera página la respuesta que deseamos, el 72% de los usuarios prefiere reformular la pregunta antes que pasar a la siguiente página de resultados. Como usuarios de buscadores hemos acumulado una experiencia de uso que nos dice que a medida que descendemos por el ranking de resultados perdemos también relevancia y pertinencia, es decir que las respuestas que encontramos se alejan cada vez más de nuestra consulta.

La importancia de estos factores es clave para tratar de posicionarse en la primera página de resultados del buscador para determinada consulta. Existe además un factor que tiene un efecto multiplicador y es el ratio de clic through (el porcentaje de clic) que se obtiene en función de la posición ocupada en la SERP (Search Engine Results Page). Cuanto más alta sea esa posición (ranking), mayor será el porcentaje de clics que obtengamos.

La tabla que traemos hoy a nuestras páginas fue publicada originalmente en 2011 por nuestros colegas australianos Dejanseo como resultado de una investigación que realizaron sobre este mismo asunto. La gráfica emplea el mismo código de color que definen los mapas de calor de los test de clic tracking. Los colores cálidos indican  ratios de clic altos, los colores fríos, todo lo contrario.

  • Los resultados gratuitos (orgánicos) son vistos por el 100% de los usuarios
  • Estos resultados gratuitos reciben el 70% de los clics
  • Los resultados de pago (anuncios, PPC) son vistos por el 54% de los usuarios
  • Estos resultados de pago reciben el 30% de los clics

Con respecto a los resultados orgánicos podemos establecer que

  • El 36% de los usuarios hace clic en el primer resultado
  • El 58% de los usuarios hacen clic en los 3 primeros resultados de búsqueda
  • El 72% de los usuarios hacen clic en los 5 primeros resultados de búsqueda

Tanto los clics que reciben los resultados gratuitos, como los clics que reciben los resultados de pago son tráfico cualificado para un website. Siguen siendo usuarios anónimos (suspects), que en función de la concreción y definición de su consulta se cualifican como prospects y leads (a mayor concreción, mayor interés). Y son tráfico cualificado porque están buscando de forma activa un producto o servicio.

Gracias a la información que ha encontrado en buscadores, ese tráfico cualificado acaba adquiriendo un producto o un servicio (la atribución de la conversión se puede imputar a los buscadores).

  • El 24% de las consultas a un buscador se materializan en una compra online
  • El 28% de las consultas se concretan en una compra offline

Las palabras clave (keywords) que emplean los usuarios en sus consultas de búsqueda (cadenas de texto) definen segmentos de público (targets) alienados con los objetivos del negocio (vender productos o servicios). Convertir usuarios anónimos en clientes es un proceso que se basa en relacionar patrones de búsqueda con patrones de compra. 

Si hacemos un análisis de palabras clave y obtenemos que, por ejemplo, la palabra “implantes dentales” se busca 4.400 veces al mes en español y en España, ocupar la primera posición en la página de resultados de Google pude suponer conseguir aproximadamente 1.900 clics.

Ahora bien, hay que precisar que Google ordena los resultados en función del área geográfica en la que se realiza la consulta. Las 5 primeras ciudades de España suman más del 80% de las consultas de búsqueda. El resultado #1 no es siempre el mismo para todas las búsquedas nacionales. Es decir, que esos 1.900 clics iniciales que conseguiría la primera posición en la SERP se verían reducidos a 1/5 parte es decir aproximadamente 400 resultados mes.

08 Mar

Posicionamiento de una exposición temporal

La galería de arte Ignacio Redondo nos encargó en noviembre la creación de una web para la exposición colectiva que bajo el título “Singularidad y Expresión” iba a celebrar del 1 de diciembre al 7 de enero. La web tenía varios objetivos: dar a conocer la exposición temporal, reforzar el posicionamiento del website principal de la galería y salir al encuentro de las búsquedas de los artistas que participaban en la exposición colectiva.

Publicamos en tiempo récord antes de la inauguración y el 09 de diciembre analizábamos internamente los resultados obtenidos en Google. Hoy 04/03/2012 hemos vuelto a consultar el número de páginas indexadas y el posicionamiento alcanzado para las diferentes palabras clave. Puedes contrastarlo pulsando los enlaces. ¡Qué pena que esta exposición temporal haya acabado ya!

Palabra clave

Ranking 09/12/2011

Ranking 04/03/2012

# Resultados

Compruébalo en Google.es

Páginas indexadas

42

54

Comprobar

Galería de Arte Ignacio Redondo

#7

#4

78.200

Comprobar

Ignacio Redondo

#10

#6

5.020.000

Comprobar

Singularidad y expresión

#3

#1 y #2

3.170.000

Comprobar

Covadonga Tellaeche

#6

#3

131.000

Comprobar

Juan Luis Jardí

#13

#8

873.000

Comprobar

Ismael Lagares

#12

#8

96.300

Comprobar

Norberto González

#36

9.170.000

Comprobar

José Morales

#24

6.500.000

Comprobar

09 Oct

La visibilidad se demuestra andando

La captura de pantalla que ilustra este artículo muestra la página resultados de Google.es con la web de Instituto Biomar en primera posición sobre un total de 493.000 resultados para la palabra clave “biomar”. En este caso la palabra clave “biomar” es también una marca que cuenta con muy difíciles competidores. Prueba superada. La visibilidad se demuestra andando.

Instituto Biomar en la SERP de Google.es

Ocupar la primera posición en los resultados naturales de Google para la palabra marca biomar supone tener un 100% de visibilidad en las 6.600 búsquedas mensuales que se realizan en Google.es de esa keyword. Y eso se traduce en recibir entre un 43,2% y un 56% de los clics, es decir entre 2.850 y 3.700 visitas al mes, alrededor de 40.000 visitas a lo largo del año.

Para Instituto Biomar, un modesto laboratorio de biotecnología en León, hacerse con la primera posición en Google (98% de las búsquedas en España) y ganar visibilidad con la palabra-marca “biomar” no ha sido en absoluto una tarea sencilla, al contrario. Entre otros, el laboratorio compite (y seguirá compitiendo, es inevitable) con dos auténticos monstruos que han resultado muy difíciles de pelar por el gran peso que tenía su posicionamiento: la multinacional danesa Biomar y Protur Biomar Gran Hotel & Spa.

La multinacional danesa Biomar cuenta con 50 años de trayectoria (fue fundada en 1962) y es uno de los mayores fabricantes mundiales de piensos para peces. Tienen presencia en internet desde el año 2001 (fecha en la que adquirieron el dominio que se venía usando desde 1996). Su web en 12 idiomas (600% más que Instituto Biomar) destaca por una clara arquitectura de la información, usabilidad, y excelente tiempo de respuesta del servidor. Una web que tiene indexadas en Google 2.770 páginas (2.916% más que Instituto Biomar) que reciben 5.059 links de otras webs (2.504% más que Instituto Biomar). Además Biomar cuenta con 3 dominios más redirigidos (biomar.no de Noruega, biomar.gr de Grecia y biomar.co.uk de Reino Unido). Un auténtico coloso en términos de visibilidad.

Protur Gran Hotel Biomar & Spa es un conocido y prestigioso hotel de 5 estrellas en Mallorca que pertenece a la cadena Protur que opera desde 1985 en Mallorca (10 hoteles) y Almería (1 hotel). El hotel fue inaugurado en 2008, fecha en la que publicaron la web que cuenta con 937 páginas indexadas en Google (986% más que Instituto Biomar) y 608 enlaces entrantes (300% más que Instituto Biomar). Este hotel también funciona como Spa que cuenta con una web más modesta 54 páginas indexadas, 4 idiomas y 436 enlaces entrantes que también tienen un peso específico en el posicionamiento que ocupan).

Esta captura de pantalla se ha realizado de forma anónima. Es decir, antes de hacer la consulta de la palabra clave biomar para comprobar su posicionamiento natural se han borrado las cookies y el historial de navegación. Se ha reiniciado también el ordenador (resetear la sesión de navegador y la memoria RAM del equipo) e incluso se ha reiniciado el router para cambiar la IP dinámica asociada al navegador y ordenador. Con estas medidas evitamos que Google pueda ofrecernos resultados adaptados al usuario que realiza la consulta. Es un resultado puro, no está condicionado.

En la tabla de izquierda a derecha los conceptos Rank (posición ocupada en la página de resultados de Google.es), Dominio (nombre del dominio), Antigüedad (fecha en la que se registró por primera vez el dominio según Whois.net), Pags. (páginas de ese dominio indexadas por Google), Backlinks (enlaces que apuntan a ese dominio desde otras webs, según Yahoo! Site Explorer), Idiomas (número de idiomas en los que se publica la web), Lenguas (en qué lenguas se está publicando la web).

¿Sobre qué webs ha conseguido Instituto Biomar la primera posición?

Biomar cuadro SEOAgradecemos a Jesús Ángel de la Fuente, Suso, de Instituto Biomar su paciente y minuciosa corrección de textos y errores y también a Intelygenz el ajuste fino de programación para hacer más rápida la respuesta del servidor
.

25 Sep

¿Qué es el marketing de buscadores?

Las siglas en inglés SEM, Search Engine Marketing, marketing de buscadores en español se utilizan para designar un conjunto de estrategias destinadas a “posicionar” una web en internet. Todo el que quiera hacerse un hueco en un sector de actividad debe contar con estas técnicas sobre todo si en la categoría de productos o servicios en la que se gana la vida tiene competencia y concurrencia. Cada vez es más habitual que Google encuentre cientos de miles de resultados en cualquiera de las búsquedas que realizamos.

Haz la prueba. Mira cuántos resultados ofrece tu buscador para: coaching, veterinarios, fisioterapeutas, zapaterías en carabanchel, perros guía… Y es que sin duda internet se está saturando igual que las piscinas japonesas.

20 años después del pistoletazo de salida de internet (el 30 de abril de 1993 se publicó la primera página web) tener presencia con una web ya no es suficiente. Hay 225 millones de nombres de dominio activos (cada dominio tiene zonas DNS reservadas para la página web, subdominios, correo, ftp, etc) repartidos en 485 millones de servidores de alojamiento y se estiman aproximadamente 11.490 millones de páginas web activas (no todas están indexadas). Existe tal profusión de máquinas y páginas que se está cambiando el protocolo IPv4 a IPv6 porque ya no hay suficiente cantidad de direcciones IP disponibles para soportar el ritmo de crecimiento de la red de redes.

Internet es un enorme conjunto desordenado de páginas, documentos y archivos de muy diversos formatos que tratan todo tipo de temas y muchos de ellos están interconectadas entre si por enlaces que en principio no obedecen a ninguna lógica comprensible desde el exterior.

¿Cómo funciona un buscador?

  1. Los buscadores rastrean (crawler, robot) las páginas de internet y las recorren saltando de un enlace a otro guardando las relaciones que existen entre ellos (por ejemplo esta página de fútbol A recibe 816 enlaces entrantes y sólo tiene 1 enlace saliente a la página de fisitoterapia B que también recibe un enlace entrante de otra página de fútbol C a la que apuntan 4.235 links)
  2. Los buscadores identifican, clasifican y etiquetan cada una de las páginas que visitan por su temática y los atributos de la misma: título de la página, nombre del dominio, contenido, palabras clave, densidad de palabras clave, metatags, tipo de documento (html, jpeg, gif)
  3. Los buscadores mantienen actualizado un índice con todas las páginas que han encontrado y que revisitan periódicamente
  4. En el momento en que los consultamos los buscadores son capaces de devolvernos en un cuarto de segundo una lista (SERP, Search Engine Results Page) con millones de resultados ordenados por su relevancia, pertinencia y popularidad.

Asi enunciada la función de un buscador es mera abstracción. Para descubir su importancia y utilidad imaginemos por un momento que somos japoneses y decidimos ir con nuestros hijos a una piscina pública como la que ilustra esta página. Supongamos que en un descuido el más pequeño de nuestros hijos, el de tres años se nos pierde y tras media hora de búsqueda angustiosa no hemos conseguido encontrarle aún. Todos los niños son como él, pero él no se parece a ninguno. ¿Cómo encontramos a nuestro propio hijo en un recinto atestado? Tendremos que situarnos a la salida y esperar hasta el cierre de la piscina para poder identificarle entre las personas que abandonan el recinto.

Imaginemos ahora que la piscina cuenta a la entrada del recinto con un registro informatizado de visitantes. Sacamos la entrada y rellenamos en un terminal nuestros datos personales (apodo, sexo, nombre y apellidos, fecha de nacimiento, lugar de nacimiento, y otras características como el color del bañador) y esa identificación se graba en una pulsera que permite la posterior geolocalización del portador. Rápidamente acudiríamos al registro de la entrada donde podríamos hacer una serie de consultas que nos mostrarían en una pantalla todos los sujetos que responden a nuestros descriptores:

  • Apodo del niño (Chechu, seguramente muchas coincidencias)
  • Niños varones, nacidos en 2008 en Tokio (una legión de puntitos en la pantalla)
  • Bañador azul con dibujos de Bob Esponja, flotador de manguitos rojos y verdes (puede haber más niños que coincidan con esa descripción)
  • Nombre y apellido del niño (si el nombre y el apellido son comunes puede haber muchos niños que coincidan) + nombre y apellido de los padres (lo encontramos)

Sin la ayuda del buscador no hubiésemos podido encontrar al niño. Sin la ayuda de los buscadores un usuario jamás encontraría la página que busca.

Los buscadores realizan una función básica e imprescindible para cualquier persona a la hora de localizar una información, empresa, producto y/o servicio concreto en internet. Al igual que en el caso del niño perdido en la piscina los buscadores nos facilitan rápidamente páginas de empresas y personas a las que previamente podemos identificar con nombres, con direcciones, con marcas…

¿Pero qué sucede cuando no tenemos ninguna referencia y simplemente buscamos por el nombre genérico del producto o servicio? ¿Qué sucede cuando alguien necesita un abogado especializado en herencias? ¿O cuando buscamos una óptica? ¿O cuando necesitamos los servicios de una funeraria? ¿O un laboratorio que nos ayude a fabricar biodiesel? Pues que en la página de resultados que nos ofrece el buscador hay decenas, cientos, miles y millones de resultados y hacemos clic en los primeros resultados que nos muestra. Así de sencillo. No miramos más.

La potencia de los algoritmos de indexación y recuperación de información hacen que los buscadores ofrezcan desde la primera página resultados relevantes (corresponden al criterio de búsqueda), pertinentes (tienen utilidad concreta, responden a nuestras preguntas) y populares (satisfacen a un amplio espectro de usuarios como nosotros). Por eso los estudios señalan que sólo en muy raras ocasiones quien busca información visita la segunda página de resultados.

No estamos en 1996 cuando arrancó todo esto. Ya no basta con tener presencia en internet con una simple web. Lo realmente importante en internet es que tus clientes reales y potenciales encuentren la pagina web de tu negocio con facilidad: a la primera y ocupando las primeras posiciones de la página de resultados del buscador. Si no encuentran tu web en un buscador entonces estás verdaderamente perdido. No existes.

Pero encontrar la página de tu negocio en internet es cada vez más difícil, por no decir imposible si no está bien posicionada en buscadores. El posicionamiento marca la diferencia entre la posibilidad de que miles de usuarios encuentren rápida y fácilmente la página de tu negocio o que por el contrario sea una más, perdida entre los millones de resultados que por ejemplo nos ofrece ofrece Google en cada búsqueda que realizamos.

Todas las investigaciones sobre el uso de internet señalan que más del 80% de los usuarios recurren a los buscadores para encontrar y llegar a las páginas que visitan.

¿Cómo hacemos para incluir nuestra web en la primera página de resultados del buscador?

La respuesta es con marketing de buscadores, más conocido por sus siglas en inglés SEM Search Engine Marketing. Para posicionar una página web el marketing de buscadores recurre a dos poderosas disciplinas: SEO y PPC. Search Engine Optimization y Pay Per Clic.

El SEO, la optimización para buscadores representa el camino largo en el tiempo e incierto en el destino ya que no depende totalmente de nosotros alcanzar la meta que queremos (ocupar la posición #1 para determinada cadena de texto). Las campañas de PPC o de pago por clic son por el contrario el camino corto y preciso, pero con dos inconvenientes: todas las campañas tienen un coste diario y si queremos mantener el volumen de tráfico hay que mantener también el volumen de inversión (obviamente con esto no estamos diciendo que el SEO no tenga un coste).

Lo aconsejable en cualquier caso es hacer un mix de las dos estrategias. Empezar con una campaña de PPC que nos permita experimentar con diferentes palabras clave y ver cuáles son las que realmente funcionan por número de conversiones. Una vez tengamos claras cuáles son las keywords que mejor funcionan para nuestro producto o servicio podemos trasladarlas a nuestro site con una estrategia SEO, para conseguir que estas keywords estén presentes en las páginas que queremos posicionar.

En breve ampliaré este tema en otro post. Si quieres que te avise cuando lo publique suscríbete al blog y recibirás en tu correo el enlace (te aseguro que tu dirección no se utilizará para nada más). Hasta entonces.

29 Ene

WebRank, el algoritmo de posicionamiento de Yahoo!

El algoritmo de posicionamiento WebRank, en teoría, funciona de forma similar al algoritmo de posicionamiento de Google PageRank. Sin embargo parece que tiene en cuenta la popularidad del sitio medida en las personas que utilizan la barra Yahoo! para acceder a el (como en el caso de Alexa).

Utilizando la ingeniería inversa se conocen varios criterios que pueden ser positivos para ascender en Yahoo!:

WebRank_1. Es importante darse de alta en directorios como DMOZ y Yahoo.

WebRank_2. Es importante ser consciente que Yahoo no omite terminos en las búsquedas, es decir, Algoritmos de posicionamiento y Algoritmos y posicionamiento daría resultados distintos. En concreto para la primera búsqueda a fecha 10 de abril de 2006 esta página aparece la primera situada y para la segunda la tercera.

WebRank_3. Yahoo da una mayor relevancia a volores on the page que Google.

WebRank_4. Otro elemento a tener en cuenta es el denominado Spam on the page. El hecho de repetir keywords con altas densidades y variando el texto, hace muy posible que aparezcamos en muchas búsquedas relacionadas y variadas con las keywords que tengan una alta densidad.

WebRank_5. Yahoo le da gran importancia al título de la página. La principal diferencia con Google es que no es estricto a la hora de la repetición de keywords en él.

WebRank_6. La densidad de las palabras clave es fundamental para obtener un buen resultado en Yahoo! Se recomienda su uso tanto en el texto, como en el título, etiquetas meta…etc.

WebRank_7. Las palabras clave en la URL tienen un mayor peso, sobre todo cuanto más a la izquierda se encuentren.

WebRank_8. Los cambios y actualizaciones en Yahoo! son más lentos que en Google

29 Ene

PageRank el algoritmo de posicionamiento de Google

PageRank es  el algoritmo de posicionamiento de Google.

Una vez que localiza las páginas pertinentes en su índice hace cálculos basados en el número de links externos, internos, del texto de los enlaces, de la temática de las páginas enlazadas y del peso de las mismas, de las etiquetas meta, de la frecuencia relativa del término en la búsqueda en el texto, así hasta más de 100 variables:

Pagerank_01. Total links entrantes (links desde otros webs) Cuentan todos los enlaces.

Pagerank_02. Links entrantes de webs con PR4 o mayores. Cuanto mayor es el PR de la web que nos enlaza, mejor.

Pagerank_03. Palabra clave en el enlace, más conocido como google bombing, es un factor muy importante.

Pagerank_04. Número de enlaces externos de las páginas que nos apuntan. Cuantos menos tenga mejor, da más peso al link que nos enlaza.

Pagerank_05. Posición del link en la página que nos enlaza. Cuanto más arriba en el código HTML mejor.

Pagerank_06. Densidad de palabras clave en la página que nos enlaza. Si coinciden con las nuestras, cuanto mejor posicionada está aquella, mejor para nosotros.

Pagerank_07. Título en HTML de la página que nos apunta. Si coincide con el nuestro, cuanto mejor posicionada está aquella, mejor para nosotros.

Pagerank_08. Link de sitio de “experto” (webs con listas de recursos de una misma temática). Estos enlaces son muy importantes, vienen de fuentes reputadas sobre la misma temática de nuestras palabras claves.

Pagerank_09. Temática de la página que nos enlaza. Mejor si es de la misma temática que la nuestra, aunque si hay un alto número de enlaces, no importa (google bombing)

Pagerank_10. Estar incluido en una categoría de DMOZ. Cuanto más relacionada la categoría con nuestras palabras clave, mejor

29 Ene

El algoritmo de posicionamiento

En el momento en el que el motor de búsqueda almacena la web también determina el ranking o posición que ocupará esa web en una página de resultados para determinada palabra clave (una misma página puede obtener muy distintas posiciones en la página de resultados del buscador en función de la keyword introducida en la caja de búsqueda).

Para determinar ese ranking los motores de búsqueda utilizan algoritmos de posicionamiento. Y es precisamente en los algoritmos de posicionamiento donde se encuentran las mayores diferencias entre los distintos buscadores.

Un algoritmo es una fórmula matemática que resuelve un problema. Aplicado a los buscadores, los algoritmos se utilizan para una vez dado un valor numérico a ciertos factores (como la importancia de una página, las veces que se cita una palabra, dónde está situada esa palabra en el contexto de la página, etc.), hallar un resultado final numérico, que sirva para ordenar la página web. Los algoritmos de posicionamiento son los encargados de clasificar los resultados de las búsquedas en un orden.

Cada buscador tiene su propio algoritmo de ordenación (Google tiene PageRank; Yahoo! utiliza WebRank). Todos los algoritmos son secretos, con tiempo y paciencia, se pueden inducir qué factores intervienen en él y en qué orden de importancia lo hacen, pero jamás se puede llegar a conocer la fórmula. No sólo por el número de variables (más de 500), sino porque el orden y peso de cada una de estas variables se cambia continuamente por el buscador, y es modificado tanto para poder ofrecer un mejor servicio como para evitar las maniobras de ingeniería inversa de los websites que quieren incrementar el ranking de sus páginas.

Los primeros motores (Yahoo!, AltaVista, HotBot, Lycos) organizaban la información contando la cantidad de ocurrencias en una página web de una determinada palabra (el término de búsqueda).

En 1998 los estudiantes de la Universidad de Standford en California (EE.UU.) Sergey Brin y Lawrence Page (Larry) presentaban un artículo titulado “The Anatomy of a Large-Scale Hypertextual Web Search Engine” en el que se definía una nueva forma de indexar páginas web valorando su importancia en función del número de hipervínculos que se dirigían a la misma (la apuntaban) desde otros websites.

Este artículo se basaba en la premisa comúnmente aceptada en el mundo académico de que la importancia de un artículo de investigación puede juzgarse según el número de artículos diferentes que lo citan.

El resultado ha sido una clasificación que desde el primer momento ha demostrado su eficacia para valorar la importancia de una página web. Brin y Page bautizaron a su primer buscador como BackRub para subrayar el hecho de que clasificaba las páginas en función del número de enlaces (backlinks) que apuntan a ellas.