Diseño web y de aplicaciones

Prototipo "wireframe" de una web

Comunicamos el valor de tu negocio de forma clara y precisa

Tener una presencia online eficaz requiere una adecuada planificación y el trabajo coordinado de distintos especialistas. Internet es un proceso que se desarrolla en el tiempo a través de la interacción con los usuarios. Por eso una web nunca está acabada, sino en constante transformación. 

Cualquier web tiene cinco objetivos de carácter irrenunciable:

  1. Tener presencia en internet como aval, contraste, garantía de existencia
  2. Proyectar imagen como prueba de la especialización, experiencia y prestigio
  3. Atraer tráfico de calidad, personas interesadas en el producto o servicio
  4. Facilitar información adecuada a las necesidades del público objetivo
  5. Convertir usuarios en clientes. Se produce una conversión cada vez que un usuario cumple uno de los objetivos de la web.

Para lograr estos objetivos el website debe transmitir al usuario su propuesta de valor de forma clara, precisa y eficaz en un tiempo récord. Para ello es preciso haber planificado y resuelto satisfactoriamente una serie de pasos previos

  • Arquitectura de la información
  • Usabilidad y diseño de interacción
  • Diseño gráfico
  • Contenidos
  • Experiencia de usuario

Sin esta planificación previa, la web está a merced de la suerte