16 May

Not provided, Google Analytics no suelta palabra

Omertà es la ley del silencio que impera en la Mafia italiana. Si la policía pregunta, si los jueces preguntan, omertà es el silencio que garantiza la seguridad de los mafiosos. Algo muy parecido a lo que sucede con las consultas de búsqueda que Google Analytics etiqueta como not provided.

Entre otras muchas cosas, el protocolo HTTP por el que se conecta un ordenador cliente (el que hace la petición) con un ordenador servidor (el que da la respuesta) consiste en el intercambio de los headers (encabezados) entre el navegador y el servidor que almacena la página solicitada.

El navegador facilita al servidor cierta información (http response headers) sobre la página desde la que se origina la visita. Ese fragmento de información es el header, el encabezado. Los headers más famosos incluyen cookies, user agent (navegador o robot) y referer (sí es una errata en inglés).

Un ejemplo. Hacemos una consulta en el buscador Google y clicamos en el resultado que consideramos más relevante. El servidor en el que está alojada la página que queremos consultar le pide al navegador información a través del protocolo http request header referer. Es decir, le pregunta ¿de dónde vienes y qué palabra clave has usado para buscarme?

Esta información es la que utilizan los programas de analítica web como Google Analytics. Por esa información sabemos de dónde vienen las visitas (referral) y las palabras clave que han empleado para buscarnos.

El estudio de las consultas de búsqueda que los usuarios han realizado para llegar a nuestro website nos proporciona información muy valiosa para optimizar nuestro website (contenidos, productos y servicios) e incluso para mejorar nuestro posicionamiento orgánico en buscadores (SEO).

El origen del not provided

Para garantizar la seguridad, Google encriptó en 2011 bajo el protocolo SSL (Secure Sockets Layer) las búsquedas que realizaban los usuarios. Al principio esta medida sólo afectaba a los usuarios de los servicios de Google que estuviesen logados en el sistema. Pero poco a poco esta medida de seguridad se fue extendiendo en la web. Ahora mismo la búsqueda encriptada es una opción por defecto para todos los usuarios que utilizan Google Chrome, Firefox y los dispositivos bajo el sistema operativo iOS6 y superiores (iPhone, iPad).

Es decir, bajo el protocolo HTTPS (la S indica que está usando SSL) el navegador sólo envía como información “referer” u origen el nombre de dominio en el que se encontraba (por ejemplo google.es), pero no las palabras clave usadas. El resultado es que en los informes de búsquedas orgánicas de Google Analytics (y también en los del resto de herramientas como Omminuture, Webtrends) aparecen cada vez más palabras clave con la etiqueta not provided, lo cual complica los análisis que podamos hacer tanto sobre la página como sobre el website en su conjunto.

Alternativas al not provided

Podemos seguir extrayendo información sobre las consultas de búsqueda que utilizan los usuarios a través de varias fuentes.

Google AdWords. El cambio de búsqueda a SSL no afecta a las visitas que lleguen a través de Google AdWords, con lo cual tenemos una forma de contrastar la información. Y es que «el not provided afecta sólo a las analíticas post-clic. No influye en las keywords pre-clic, que son escritas por los usuarios en los cuadros de búsqueda«.

Google Webmaster Tools. Al vincular Webmaster Tools podemos importar las 100 primeras consultas orgánicas a uno de los informes de Analytics (Fuentes de Tráfico > Optimización en Buscadores > Consultas). Matt Cutts de Google dice literalmene «Google Webmaster Tools only provide a sampling of the data. We used to provide info for only 100 queries. Now we provide it for more queries, but it’s still sample”. En su website Enrique Quintero habla de 1.000 consultas.

Google Analytics. Podemos observar a qué páginas de destino acceden los usuarios que llegan por medio de una consulta de búsqueda not provided (Comportamiento > Contenido del sitio > Páginas de destino). Creamos un segmento avanzado para observar sólo las páginas de destino a las que ingresan los visitantes cuya palabra clave tenga coincidencia exacta con (not provided). Existe una solución específica para websites de ecommerce a través de la creación de embudos multicanal, si la necesitas ponte en contacto con nosotros y te daremos un presupuesto.

06 May

Cómo transformar páginas vistas en comportamiento, conversión y ROI

La navegación en internet es un acto de comunicación entre dos ordenadores. Un ordenador (cliente) solicita a otro (servidor web) cierta información (archivo) utilizando un lenguaje común (el protocolo http).

Cuando un usuario visita un website el servidor web registra de forma temporal en un archivo log el nombre de dominio (URL completa) o dirección IP del ordenador solicitante, la solicitud del cliente (nombre de archivo y URL), los términos de búsqueda utilizados, información de la fecha y hora, el código de respuesta HTTP obtenido y el sitio de internet desde el que se realiza la visita.

Ese log nos puede proporcionar información sobre el número de vistas que recibimos y el número de páginas vistas. Son métricas cuantitativas.

Pero también tenemos la posibilidad de obtener datos con los cuales inferir el comportamiento de los usuarios en el website. Para conseguir esos datos hemos de instalar un software que nos permita recogerlos y analizarlos. Google Analytics es desde hace muchos año la opción más económica y completa. Es un sistema de métricas gratuito, pero sin embargo con extraordinarias prestaciones pues recoge el inmenso know how de Urchin (compañía comprada por Google en 2005 y cuyas licencias se vendían de 3.000€ a 10.000€).

Para realizar su labor el software Google Analytics necesita dos cosas:

  1. Instalar el código de seguimiento (Google Analytics Tracking Code) en JavaScript en cada página que se quiera controlar. La misión del código es doble: activa un contador remoto y captura información de cada una de las páginas visitadas
  2. Que el navegador del usuario acepte cookies. En otro artículo de este mismo blog ya hemos contado para qué sirven las cookies y cuántas de ellas utiliza Google Analytics. Las cookies de Google Analytics están diseñadas para recoger casi la misma información que se graba en el log de registro del servidor.

Gracias a Google Analytics podemos identificar con claridad muchos aspectos básicos de la interacción de los usuarios con nuestro website (o aplicación) y, como dice el titular de este post, transformar simples páginas vistas en comportamiento, conversión y ROI.

Con Google Analytics se establecen 3 niveles de conocimiento que nos proporcionan una visión holística del website pudiendo obtener datos muy precisos sobre el usuario, sobre las acciones promocionales y sobre la rentabilidad global del website

  1. ¿Cuántos usuarios nos visitan y desde donde?
  2. ¿Qué campañas de marketing nos proporcionan mayor tráfico?
  3. ¿Que conversión obtenemos y con qué rentabilidad?

¿Cuántos usuarios nos visitan y desde donde?

Google Analytics segmenta los usuarios en 3 grupos en función del origen de su visita:

  • Organic: las visitas que llegan a través la página de resultados de un buscador (Google, Bing, Ask, Yahoo!, AVG,AOL, etc)
  • Referral: visitas que acceden a nuestro website a través de un link (o sitio web de referencia). Referral se traduce como referencia, referido, aunque a nosotros nos gusta más las palabra remitente.
  • Direct: visitas que acceden directamente a nuestra web escribiendo la URL en el navegador, o desde un marcador/ favoritos (enlace directo)

En este primer tramo estamos trabajando con información cuantitativa. Podemos obtener informes que nos detallan:

  • Número de visitas (cuántas visitas recibe la web en un periodo determinado)
  • Visitas únicas (cuántos usuarios y cuántas veces han visitado la web)
  • Número de páginas vistas (promedio de páginas vistas por usuario)
  • Tiempo en el website (y promedio de tiempo en cada una de las páginas vistas)
  • Tasa de rebote (porcentaje de sesiones en las que sólo se ha visto 1 página)
  • Porcentaje de abandono (usuarios que dejan la web por determinadas páginas)

¿Qué campañas de marketing nos proporcionan mayor tráfico?

Podemos obtener más información de nuestros usuarios y de la efectividad de las acciones de marketing promocionales que realizamos si marcamos previamente los links que van a originar su visita con etiquetas. Esto se conoce como «seguimiento de campañas». 

Por ejemplo, hacemos una campaña de email marketing para comunicar a nuestra base de datos de clientes la oferta del mes. Generamos el mail y lo enlazamos a una página de destino (landing page) en nuestro website que etiquetamos con diferentes parámetros y valores que separamos con el símbolo ampersand.

La URL de ejemplo sería similar a esta:

http://eilfs.com/ofertas/mayo.html?
utm_source=clientes&utm_medium=email&utm_campaign=oferta_del_mes

Si hacemos campañas en Google Adwords nos encontraremos que el sistema las etiqueta de forma automática. Pero si utilizamos cualquier otro soporte publicitario tendremos que introducir nosotros mismos estas etiquetas. Google nos facilita una herramienta para generar las URLs etiquetadas en este link (URL Builder). Estas son las etiquetas que podemos utilizar para marcar nuestra URL de destino y ver cuántos usuarios acceden a ella. De las 5 etiquetas que podemos utilizar, 3 son obligatorias (marcadas con asterisco).

utm_source* = fuente de la campaña. Identifica la web, blog, newsletter, etc que origina el tráfico a nuestra web.
Ejemplo: utm_source=elpais

utm_medium* = identifica el medio de marketing que utilizamos como el CPC, banner, correo electrónico, etc.
Ejemplo: utm_medium=cpc

utm_term = identifica las palabras clave de pago. En AdWords este etiquetado se realiza de forma automática, pero deberemos especificar cada palabra clave si etiquetamos una campaña de forma manual.
Ejemplo: utm_term=zapatillas+deportivas

utm_content = diferencia los anuncios. Este campo se utiliza para los test A/B y los anuncios orientados a la Red de Display.
Ejemplos: utm_content=enlacelogotipo outm_content=enlacetexto

utm_campaign* = identifica producto, código de promoción o eslogan. Se utiliza utm_campaign para identificar la promoción de un producto determinado o una campaña estratégica.
Ejemplo: utm_campaign=rebajas_verano

Al hacer el seguimiento de campañas de marketing con Google Analytics podremos evaluar con total precisión su acierto o desacierto. El número de visitas que obtenemos de cada campaña, de cada accion (email, banner, contenido, etc), de cada medio (los canales que utilizamos como soporte), de cada formato publicitario (banner, sello, skyscrapper, etc). Sabremos de dónde viene el tráfico que obtenemos y qué acciones, medios y formatos son más eficaces que otros por su capacidad para generar tráfico cualificado.

¿Que conversión obtenemos y con qué rentabilidad?

Al tener instalado Google Anlytics y parametrizado el seguimiento de campañas es cuando mejor podemos comprender qué hace el usuario con nuestro website. Hay dos informes que resultan básicos:

  • El nivel de interacción (engage). Cómo cumple objetivos el usuario (tiempo de permanencia en el site, número de páginas vistas, descarga de white papers, suscripción a newsletter, etc) 
  • La tasa de conversión (objetivos conseguidos dividido entre el total de visitas recibidas)

Aquí es donde hay que empezar a estudiar para poder atribuir de forma correcta las ventas online a los distintos targets y campañas online. Y hay que hilar muy fino porque parafraseando el anuncio de Brummel, en el embudo de conversión es donde una tienda online se la juega…

24 Mar

Optimización del motor de búsqueda

Los videos de la serie Google Analytics in Real Life nos muestran a través del humor cómo las métricas nos pueden ayudar a monitorizar las búsquedas reales que hacen los usuarios para que podamos devolverles resultados relevantes.

La optimización del motor de búsqueda es clave para incrementar los ratios de conversión de nuestro website.

La categorización de los productos del supermercado que se muestra en el anuncio es muy divertida, pero tristemente real en muchas tiendas online.

23 Mar

El 67% de los usuarios abandonan sus carritos

El porcentaje promedio de carritos abandonados se sitúa en el 67% según un estudio de la consultora norteamericana Baymard Institute publicado en febrero de 2013 y basado en otros 18 estudios previos de diferentes consultoras realizados entre 2006 y 2012.

Es decir, casi 7 de cada 10 usuarios abandonan el proceso de compra. Las principales razones son los costes de envío y la posibilidad de comparar en muy poco tiempo un montón de tiendas online absolutamente indiferenciadas.

Hay más razones del abandono del carrito de la compra que puedes consultar en un post anterior. Y en un mundo cada vez más globalizado, los datos de los Estados Unidos son triste y perfectamente extrapolables a la realidad española.

05 Ago

El registro del servidor

Los sitios web se alojan en servidores web, unos ordenadores especiales que almacenan los archivos y que atienden las peticiones de información que realizan otros ordenadores (clientes) y les sirven (les presentan, les facilitan) la información solicitada.

En un servidor web existen varios tipos de registro simultáneo que se almacenan en ficheros de registro. Los ficheros de registro más importantes son dos:

  1. El registro de errores del servidor (Error Log) , es el más importante de todos los registros. Se refiere a su rendimiento como máquina y a la identificación de cualquier problema que pudiera surgir durante su operativa. Las entradas del registro de errores que se refieren a determinadas peticiones tienen sus correspondientes entradas en el registro de acceso.
  2. El registro de acceso (Access Log) donde el servidor almacena información sobre todas las peticiones que procesa. Este tipo de registro se puede configurar a medida de nuestras necesidades y resulta muy sencillo obtener información detallada tanto del ordenador que hace la petición de un archivo (dirección IP, navegador, lenguaje, etc) como información sobre las páginas que se solicitan y sirven.

Un archivo de error log filtrado con una hoja de cálculoCliente y servidor se entienden a través del protocolo HTTP. El código de estado que el servidor envía de vuelta al cliente revela si la petición fue respondida con éxito por el servidor (códigos 2xx), una redirección (códigos 3xx), un error provocado por el cliente (códigos 4xx), o un error en el servidor (códigos 5xx). Aquí tienes una lista de los principales errores de servidor.

La información de registro que contienen los servidores se puede analizar mediante aplicaciones informáticas como Webtrends que son capaces de agrupar las rutas de los archivos y contabilizar los hits que reciben cada una de ellas ofreciendo información numérica y estadística. El uso de los logs para la analítica web ha sido superado por el uso de tags.

El servidor web registra de forma automática cada una de las visitas que recibe y para cada una de ellas crea un identificador único (ID) con el que almacena la fecha y hora de la solicitud, la dirección IP desde la que el cliente solicita la información, el navegador con el que se accede, el idioma con el que está configurado el navegador y otros detalles técnicos como el sistema operativo del ordenador cliente o la resolución de la pantalla del monitor. El servidor web también registra cada una de las secciones y páginas de la web consultadas en cada visita.

El servidor web puede escribir parte de esta información de registro en uno o varios pequeños archivo de texto plano (sin formato) que se almacenan directamente en el ordenador que le visita. Estos archivos se conocen con el nombre de cookies. La exhaustiva información de registro del servidor (log) se condensa en las cookies en una sencilla cadena alfanúmerica.

En una nueva visita del usuario a la web el servidor lee la cadena alfanumérica de la cookie y la asocia a un usuario recurrente (anónimo o registrado) para el cual puede que ofrezca una navegación diferente.

Para cualquier otro servidor las cookies no aportan información.

Y es que las cookies no son aplicaciones informáticas, ni tienen control sobre el ordenador del cliente, y sólo son escritas y/o actualizadas por el servidor. Las cookies almacenan información agregada por navegador. Agregada significa que no es identificable. Las cookies no recopilan información que permita la identificación personal del usuario, ni en proporcionan al servidor información sobre el nombre del usuario, ni sobre cualquier otro dato de carácter personal, tampoco pueden contar, leer o interpretar otras cookies almacenadas en el ordenador del cliente.

Gracias a los tags y a las cookies Google Analytics ofrece un poderoso y completo sistema de analítica web. Si te interesa te animamos a leer otro post en el que explicamos cuántas cookies utiliza Google Analytics y para qué sirve cada una de ellas.

29 Jul

Las cookies de Google Analytics: utma, utmb, utmc, utmz, utmv y utmx

Las cookies de Google¿Cuántas cookies utiliza Google Analytics?

Google Analytics utiliza 4 cookies de forma fija, una cookie más de forma opcional y una sexta y última cookie junto con un servicio de test multivariente. Las cookies son:

  • Cookie utma

    cookie de usuario > caduca 2 años desde la última actualización

Esta cookie genera un ID de usuario único y registra la fecha, la primera y la última vez que el usuario vistió la web. Se utiliza para hacer recuento de cuantas veces visita el sitio un usuario único.

  • Cookie utmb

    cookie de sesión > caduca a los 30 minutos de la última actualización

Esta cookie registra la hora de llegada a la página y caduca a los 30 minutos del último registro de página vista. Se elimina automáticamente al cambiar de web o al cerrar el navegador. Si un usuario permanece más de 30 minutos sin actividad en una web (se va a comer, por ejemplo) y vuelve a solicitar una página será considerada una nueva sesión de usuario (1 usuario único que hace 2 visitas).

Para calcular el tiempo que un usuario permanece en una página se resta el valor de la página actual del valor de la página anterior. Si modificamos el código de Google Analytics para registrar eventos (los clics o el scroll) podremos determinar el tiempo que el usuario pasa en la última página que visita. También podemos modificar la duración de una sesión con el método _setSessionCookieTimeout().

  • Cookie utmc

    > cookie de estado de la sesión (abierta o cerrada) > ya no se utiliza.

El código javascript actual que utiliza Google Analytics no requiere esta cookie. Antes esta cookie se utilizaba junto con la cookie _utmb para determinar si transcurridos más de 30 minutos en la misma página, procedía o no establecer una nueva sesión para el usuario. Esta cookie se sigue escribiendo para asegurar la compatibilidad con las webs donde está instalado el antiguo código de seguimiento urchin.js.

  • Cookie utmz

    > cookie de origen del usuario > caduca a los 6 meses

Esta cookie almacena el origen del visitante, el camino que ha seguido para acceder a la web ya sea acceso directo, desde un link en otra web, desde un enlace de correo electrónico, empleando determinadas palabras clave en un motor de búsqueda, a través de una campaña de display, o por medio de un anuncio de AdWords. Esta cookie se utiliza para calcular el tráfico que proviene de motores de búsqueda (orgánico y PPC), las campañas publicitarias en display y la navegación dentro de la misma web (enlaces internos). La cookie se actualiza en cada visita a la web.

  • Cookie utmv

    > cookie de variable de usuario > caduca a los 2 años de la última actualización

Es una cookie opcional, solo se usa  cuando a partir de los datos obtenidos de registro se quieren segmentar posteriormente datos demograficos como el sexo o la edad de los visitantes. La información se obtiene a través de la _setVar () del código de Google Analytics.

  • Cookie utmx

    > cookie de Webiste Optimizer >

Esta última cookie sólo se utiliza con Google Website Optimizer, una herramienta que nos permite hacer test A/B y multivariante.

27 Jul

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo con una cadena de caracteres que el servidor web envía al ordenador del usuario cada vez que visita un sitio web. Las cookies se almacenan en el navegador del usuario e incluyen un identificador único (ID) de tal manera que cuando vuelve a visitar la web, la cookie permite al servidor web reconocer el navegador.

El uso de cookies es un estándar en internet y muchos sitios web las usan para proporcionar características útiles a sus clientes como recordar las preferencias del usuario y otro tipo de información.

Un servidor utiliza cookies para saber cómo y cuándo se visitan las páginas de una web y por cuántos usuarios distintos. Las cookies permiten conocer con detalle la actividad que realiza el usuario por ejemplo: si es un usuario nuevo o recurrente, el lugar desde el que accede (IP), el dispositivo fijo o móvil desde el que accede, el sistema operativo y navegador utilizados, las secciones recorridas en la web, las páginas más visitadas, e infinidad de datos con los que es posible establecer el comportamiento del usuario.

Captura de pantalla de la política de cookies de una web británica¿Cuántos tipos de cookies hay?

Hay dos tipos de cookies. First party cookies y third party cookies. Las first party cookies están asociadas al domino que visita el usuario y sólo pueden ser leídas desde este domino. Las third party cookies son instaladas en el navegador por terceros con los que se relaciona el sitio web que visita el usuario (anunciantes por ejemplo) y pueden ser leídas desde dominos externos. Cualquiera puede acceder a ellas, modificarlas o eliminarlas (por esta misma razón no pueden proporcionar datos fiables sobre los usuarios únicos y recurrentes a un sitio web). Google Analytics sólo recurre a first party cookies, es decir lanza las cookies desde el dominio que se está visitando.

Las first party cookies son necesarias para facilitar la navegación por determinadas páginas, por ejemplo la selección de idioma, mantener un determinado tamaño de fuente o actualizar el carrito de la compra en un e-commerce hasta el momento de registro.

Las third party cookies pueden no ser imprescindibles para la navegación y permiten elaborar perfiles sobre nuestra actividad. Estos perfiles se utilizan para analizar nuestros gustos y preferencias, con objeto de evaluar nuestra idoneidad como destinatarios de campañas publicitarias, de marketing u otras actividades. Por ejemplo un usuario que acaba de introducir en su carrito de la compra potitos para bebé podría ver en ese comercio electrónico anuncios relacionados (colonias, pañales, juguetes, etc).

Un usuario que visite la a web de una empresa de comercio electrónico puede recibir aproximadamente 12 first party cookies, y si esta web soporta publicidad, podría almacenar 36 third party cookies adicionales.

Las cookies y las campañas de remarketing

Un ejemplo del uso de las cookies para identificar usuarios nos los proporciona Google a través de su sistema de publicidad AdWords. Supongamos que somos el portal de ofertas «Atrápalo.com» y que estamos haciendo una campaña de publicidad de display en la extensa Red de Contenido de Google para promocionar la contratación de hoteles en oferta en nuestra web.

Alguien ve uno de nuestros anuncios de «hoteles en oferta», el usuario hace clic en el anuncio, visita nuestra página de ofertas, pero no reserva ninguna noche de hotel.

Google añade en el navegador del usuario una cookie («Boomerang» la cookie del adserver DoubleClick) con un identificador ID de 18 dígitos que permite identificar el navegador y los anuncios vistos. Con esta cookie Google proporciona a los anunciantes métricas de la cantidad de personas que vieron un anuncio. Si el usuario hace clic en el anuncio y visita nuestra página de ofertas de hoteles se añade a la cookie la dirección IP de nuestra web. Con estos datos podemos crear una lista de visitantes que cumple las siguientes características:

  • Han hecho clic en nuestro anuncio de ofertas de hoteles
  • Han llegado a nuestra página web desde ese anuncio
  • Han salido de la web sin haber reservado ninguna noche de hotel

El usuario continúa navegando por internet y visita otra de las páginas de la Red de Contenido de Google. El adserver lee la cookie y le reconoce como uno de los usuarios interesados en ofertas de hoteles que ya ha hecho clic uno de nuestros anuncios sin contratarlo. En ese momento se lanza al usuario lo que el programa Google AdWords llama una «Campaña de Remarketing», es decir un nuevo anuncio (puede ser texto o display) con una nueva oferta de hoteles.

El uso de las cookies (y la avanzada tecnología del adserver) ofrece al anunciante una segunda oportunidad durante 30 días (el tiempo que dura la cookie) para impactar con un anuncio muy específico en los usuarios ya hayan visitado nuestra web y todavía no se hayan convertido en clientes.

Darth Vader y el monstruo de las galletas invitan a pasarse al "lado oscuro"

¿Cuál es el peligro de las cookies?

Es posible relacionar el contenido de las cookies con la dirección IP de conexión y con otros datos de carácter personal, ya sean aportados por los propios usuarios en formularios de registro, encuestas (¿eres mayor de 18 años?, ¿cuál es tu sexo? ¿crees que España acabará por ser intervenida? , etc) o los que pueden ser recopilados a través de las técnicas de analítica web con los que se podría saber el contenido visitado y de ahí inferir la orientación sexual (visionado de vídeos de temática homosexual), política (en función de los diarios visitados), etc.

Se supone que todas las webs tienen un comportamiento ético y que nadie está interesado en «triangular» la posición de determinado usuario, pero no resulta complicado obtener información sensible.

¿Quien nos protege de las cookies?

Para proteger la privacidad del usuario, el navegador del cliente sólo permite a cada servidor web acceder a sus propias first party cookies y no a las first party cookies que pudiera haber almacenado de otros websites.

El usuario puede modificar la configuración de su navegador para que acepte todas las cookies, para rechazar todas las cookies o ser notificado cuando el servidor envía una cookie.

La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI) en su artículo 22 adapta la Directiva Europea e-privacy (ley anti cookies) que regula el rastreo de información de los usuarios a través de cookies. Esta norma obliga a las empresas a informar al usuario de su web de la utilización de cookies y a solicitar la aceptación expresa de las mismas, especialmente de las denominados “de tercera parte” y que están vinculadas a dominios externos a la propia empresa. El incumplimiento del artículo 22 de la LSSI es considerado como infracción leve y lleva aparejado una sanción de 30.000€. Es la Agencia Española de Protección de Datos quien, de oficio o a partir de una denuncia, puede actuar fiscalizando el cumplimiento de esta Ley.

Para más información sobre el uso de cookies y cómo bloquearlas, accede a www.allaboutcookies.org, www.youronlinechoices.eu (Europa) o www.aboutads.info/choices/ (Estados Unidos).

06 Jun

El estimador de conversiones de Google AdWords

El objetivo de cualquier campaña de Adwords es generar tráfico cualificado a una web o landing page. Para poder diferenciar el tráfico de pago del tráfico gratuito sólo tenemos que enlazar la cuenta de Google AdWords con la de Google Analytics. Si no lo hacemos, todas las visitas tendrán como origen el buscador Google y/o las páginas donde los clientes hayan hecho clic en los anuncios de AdSense. Es decir, será tráfico indiferenciado.

Cuando hacemos clic en un anuncio de AdWords o de AdSense recibimos una cookie. Al estar enlazadas las cuentas, Google Analytics identifica esa cookie y asigna el origen a la campaña de AdWords.

Y aunque suele haber un ligero desfase entre las cifras de clics que nos facilita Google AdWords y el número de visitas y usuarios únicos que nos da Google Analytics, conseguiríamos tener una visión muy real del tráfico total que recibimos (pero de forma indiferenciada, agregado tanto el tráfico gratuito como el tráfico de pago).

¿Cómo podemos saber si merece la pena la inversión en Adwords que estamos haciendo? ¿Cuál de los soportes que utilizamos funciona mejor, el buscador Google o las páginas web que soportan nuestros anuncios de display? ¿Cuál es la campaña que mejor funciona por generación de tráfico? ¿Qué palabras clave de la campaña consiguen los mejores objetivos?

El seguimiento de conversiones es una herramienta que nos ofrece Google AdWords de forma adicional para mostrarnos si el clic del cliente se convierte en negocio, es decir, si se suscribe a un boletín informativo, si rellena algún formulario para recibir más información, si compra nuestro producto, etc.

Para realizar el seguimiento de conversiones sólo tenemos que insertar un pequeño fragmento de javascript en el código HTML de la página web que los clientes verán después de completar una conversión, como la página de «gracias» que obtenemos después de realizar una compra. Y ese fragmento de código nos permite controlar qué palabras clave, anuncios y campañas son los que aportan beneficios.

El seguimiento de conversiones es útil para quien quiera:

a) Conectar las palabras clave y los anuncios con los objetivos de la web (y del negocio).
b) Mejorar el retorno de la inversión (ROI), ajustando la inversión donde produce más beneficios.