30 Sep

Tu marca en internet se llama dominio

El objetivo de una buena estrategia de marketing en buscadores no es que los usuarios encuentren tu web cuando la buscan por su nombre, sino que aparezca en la primera página de resultados del buscador con palabras comunes asociadas a tu sector de actividad, servicio o producto. Es decir, que si te dedicas al cartonaje, te encuentren con palabras como “cajas de cartón”. El dominio que utiliza tu web es el primer paso para conseguir ser encontrado. 

Internet es una red de ordenadores conectados unos a otros a través de direcciones IP. Para que a los humanos nos sea más fácil recordar la dirección de una página web se crearon los nombres de dominio que sustituyen con palabras esas combinaciones numéricas. El dominio es el nombre de una web. Su identidad verbal. Cada palabra tiene un significado y un valor por sí misma. Un proceso de naming supone articular y jugar con miles de palabras para acabar eligiendo entre tantas palabras comunes una sola: el nombre de tu dominio. Tu marca en internet.

¿Qué características tiene el nombre de dominio ideal?

Decía Camilo José Cela que “el hombre forja su destino con dos muletas de difícil gobierno: la voluntad y la suerte“. Nosotros, salvando la enorme distancia, decimos que un nombre de dominio debe basarse en dos principios básicos: ha de estar centrado en tu negocio y ha de estar dirigido a tu público objetivo.

Centrado en tu negocio

  • El dominio debería hacer referencia a la principal activad de tu negocio
  • El dominio debería incluir palabras claves relacionadas con la actividad del negocio

Dirigido a tu público objetivo

  • Corto (como decía mi madre “lo bué si bré, dos ve bué“)
  • Fácil de entender porque tiene sentido (ni neologismos ni palabras en otros idiomas)
  • Fácil de recordar porque está asociado a la actividad de tu negocio
  • Fácil de escribir bien a la primera por teléfono y sin necesidad de aclaraciones (sin ortografía dudosa como números, guiones medios o bajos, sin eñes, sin que se pueda confundir la b y la v, la g y la j, la s y la x, etc)

Técnicas básicas para elegir un nombre de dominio

Existen al menos tres opciones básicas para elegir nuestro nombre de dominio:

  1. El nombre de nuestro negocio
  2. Las palabras clave que definen nuestro sector de actividad y/o producto
  3. La combinación de las dos anteriores.

1.- Dominios basados en el nombre del negocio

Podemos registrar el nombre de nuestro negocio como dominio. Podemos incluso inventarnos un nombre y registrar el “palabro” que se nos ha ocurrido como nombre de dominio. Estos dominios son los más originales, pero tienen un problema: si aún no se conoce, ¿quién nos buscará utilizando como palabra clave el nombre de nuestra marca?

En cuanto la marca sea conocida este problema se habrá solucionado, pero por el momento es el más terrible de los handicaps. Ejemplos de dominios basados en el nombre de la marca son:

  • coca-cola.com
  • cocacola.com
  • tomasesteban.com (las marcas personales también se incluyen en esta categoría)

2.- Dominios basados en palabras clave

Se utilizan para el posicionamiento web. No son una verdadera marca, solo una palabra o frase por las que queremos salir bien posicionados en los buscadores. La mayoría de estos dominios ya están cogidos. Esta estrategia se utiliza para websites nicho, es decir webs que se construyen en torno a una frase clave concreta (normalmente de baja competencia) para monetizar las visitas que provienen de esa misma búsqueda hecha en los buscadores.

  • pisosenalquiler.com
  • aticos-en-valencia.com

El principal problema es que estos dominios resultan absolutamente impersonales. La solución para personalizarlos pasa por estudiar cuáles son las palabras clave de nuestra temática y buscar un nombre de dominio que esté libre y que contenga 1, 2, o 3 palabras clave por las que están buscando los internautas.

3.- Dominios combinados

Normalmente los dominios basados en palabras clave están ya registrados y operativos. Por eso se suele registrar otro dominio con palabras clave, pero añadiéndole prefijos y/o sufijos.

  • pisos-en-alquiler-madrid.com
  • aticos-en-valencia-economicos.com

También existe la opción de añadir como prefijo o sufijo (e incluso en medio) una o varias palabras clave de marca. De esta forma el dominio parecerá más un marca que una simple frase de búsqueda.

  • pisos-en-alquiler-Gilmar.com
  • aticos-en-valencia-Azata.com

Estos dominios son los que tienen más potencial porque la palabra clave y la marca se complementan (sobre todo si la marca es conocida). Si la palabra clave está en nuestro nombre de dominio, nuestra web tendrá bastantes puntos para aparecer entre los primeros puestos o al menos, tendrá más posibilidades de salir que aquellos dominios que no contengan esa keyword en su nombre.

Confiamos que ahora encuentres pleno sentido al título de este artículo: el dominio es el nombre de tu marca en internet. Si necesitas que te ayudemos a definir tu identidad verbal realizando un proceso de naming a la medida no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Encontraremos la palabra precisa, tu marca en internet.

27 Sep

Hashtags de Twitter, Facebook y Google+

El buscador Google indexará los hashtags de su red social Google+. Se suma a la iniciativa de Twitter, que luego siguió Facebook. La diferencia es que las conversaciones de Google+ tendrán en principio mucha mayor trascendencia pues podrán aparecer en los resultados de búsqueda.

#hashtag_el_lunes

23 Sep

12 cosas que deberías hacer después de publicar un nuevo post

Si las páginas web tuviesen olor, si se pudiesen oler, internet tendría un olor muy característico… a refrito. El contenido original se repite cientos de veces, pero recalentado, recocinado, refrito. Y cada versión es infinitamente peor que la anterior. La adaptación de la versión de alguien que ha creído entender algo. Aquí tienes la famosa infografía original de Bronkton Creative Group. Hemos procurado traducirla al español con la máxima fidelidad al contenido original, pero conservando al mismo tiempo su sentido en nuestro idioma.

12 Things To Do After You

Acabas de terminar de escribir un nuevo post. Muy bien, pero, ¿qué debes hacer a continuación? Aquí tienes una lista de comprobación de 12 puntos. 

En realidad, las únicas personas que que saben que hay un nueva entrada sois tú y los suscriptores de tu RSS. En lugar de confiar únicamente en los buscadores para conseguir mayor volumen de tráfico orgánico, los editores de contenido establecen las conexiones necesarias para su distribución y planifican sus objetivos de promoción asegurándose que cada pieza de contenido se convierte en noticia para sus clientes.

1.- Optimiza las palabras claves del post (KEYWORD OPTIMIZE YOUR POST)

Optimiza las palabras clave de tu post. Analiza el contenido de tu post y selecciona los temas principales. Introduce esos términos en la herramienta gratuita de palabras clave de Google Adwords. Identifica los términos de búsqueda más populares de la redacción y el texto, vuelve a tu contenido y trata de reforzar el título de tu post.

2.- Distribuye tu contenido (SYNDICATE YOUR CONTENT)

Distribuye tu contenido. Uno de los mecanismos más poderosos y desconocidos de un blog es su feed RSS. Este método te permite introducir automáticamente el contenido de tu blog en muchos lugares diferentes, incluyendo redes sociales como tu página de negocios de Facebook, LinkedIn Profiles, Plaxo y Ning

3.- Acorta la URL de tus posts (SHORTEN YOUR POST’S URL)

Acorta la URL de tu entrada. Te proporciona más espacio en Twitter y te permite hacerte una idea del éxito que obtienen los mensajes a través de los servicios que proporcionan acortadores de URL como Bit.ly, Ow.ly, Cli.gs

4.- Ajusta tus actualizaciones de estado (TAILOR YOUR STATUS UPDATES)

Ajusta tus actualizaciones de estado. Podrías escribir el último titular de tu blog en las actualizaciones de estado de todos tus perfiles, pero no te proporcionaría un gran número de links. Adaptar el titular de tu estado para cada grupo en el que participas podría representar una gran diferencia. Para tener más éxito quizás debas hacer varias actualizaciones en días diferentes y a diferentes horas.

5.- Publica avances en otros websites (POST TEASERS ON OTHER SITES)

Publica avances de tu entrada en otras webs. La mayoría de las redes sociales y de los foros te permiten promover contenido, siempre y cuando sea pertinente. Una gran estrategia es escribir un título llamativo o una pregunta atractiva que enganche en el foro y a continuación, incluir algún comentario inteligente seguido de tu dirección URL. Por último pide a los lectores del foro que hagan comentarios para continuar con la discusión.

Pregunta que engancha + Reflexiones + www.URL.com = ¡Respuesta!
ENGAGING QUESTION + THOUGHTS + WWW.URL.COM = FEEDBACK!

6.- Utiliza marcadores para tu contenido (BOOKMARK YOUR CONTENT)

Marca el contenido. Si bien esta técnica ya no tiene la potencia que solía tener, añadir el contenido de tu blog en sitios populares de bookmarking social (Reddit, Digg, StumbleUpon) todavía puede ser, en términos generales, una gran fuente de tráfico, backlinks y visibilidad. La clave es llegar a ser parte de la comunidad y dar más de lo que se recibe.

7.- Comenta en otros blogs (COMMENT ON OTHER BLOGS)

Comenta en otros blogs. Proporcionar comentarios útiles y valiosos en otros blogs pueden ser una gran manera de generar tráfico, desarrollar relaciones, incrementar seguidores y añadir backlinks.

8.- Busca y ayuda en Twitter (SEEK AND ASSIST ON TWITTER)

Buscar y ayudar en Twitter. La ayuda auténtica es una de las mejores maneras de construir una comunidad de fieles seguidores en Twitter. Busca el tema de tu blog y comparte tu mensaje con las personas que piden orientación.

9.- Añade tu post a tu firma (ADD TO EMAIL SIGNATURE)

Añade tu último post a tu firma de email. Otra potente y pequeña técnica es añadir el titular de la última entrada de tu blog a tu firma de correo electrónico. Muchas plataformas de correo electrónico ahora tienen pequeñas e ingeniosas aplicaciones (WiseStamp en Gmail) que añadirán de forma automática en tu firma de correo electrónico el título de la última entrada de tu blog.

10.- Comparte tu entrada con tus clientes afines (SHARE YOUR BLOG POST WITH TARGET CUSTOMERS)

Comparte tu entrada en el blog con tus clientes. Acabas de crear una entrada de blog que sabes que algunos clientes encontrarán valiosa. ¿A qué esperas? ¡Envíales un correo electrónico con una URL más corta!

11.- Añade la entrada de tu blog a tu próximo newsletter (ADD YOUR BLOG POST TO YOUR NEXT NEWSLETTER)

Añade tu blog a su próximo boletín. Si tienes un boletín de noticias, deberías añadir al mismo tus mejores contenidos. Incluye varios titulares de entradas o teasers y comprueba a continuación las métricas para saber qué contenidos generan más clics. Esto te proporcionará ideas para futuros contenidos.

12.- Pide a otros blogueros que reseñen tu entrada (ASK OTHER BLOGGERS TO MENTION YOUR POST)

Pide a otros bloggers que mencionen tu post. Una manera de ampliar el alcance es construir relaciones con blogueros de la misma temática. No abuses de esto, pero si tienes un mensaje muy especial, llegar a la red y pídeles un tweet como un favor. (Recuerda mencionar que harás lo mismo por ellos a cambio). Consejo de conversión: La manera más eficaz de hacerlo es incluir un Tweet pre-escrito y un enlace para que la gente no tenga que dedicar mucho tiempo a ello.

16 Sep

Cómo calcular la oferta máxima de CPC en AdWords

Google AdWords está basado en un sistema de pujas ponderado por el Quality Score, la fórmula que premia la relevancia del anuncio y la calidad de la página de destino del anunciante.

Cada anunciante puja por el uso de las palabras clave que más le interesan. Su puja establece una oferta de CPC, es decir, determina la cantidad que está dispuesto a pagar por cada clic que hagan los usuarios en sus anuncios. Obviamente todos los anunciantes tienen competidores que también usan Google AdWords y también necesitan usar las mismas palabras clave en sus campañas y están dispuestos a pagar incluso un poco más por utilizarlas. En otro artículo ya hemos explicado cómo se calcula el CPC real. 

De esa forma el coste por clic de la palabra clave se incrementa de forma paulatina y requiere cada vez inversiones mayores que canibalizan los recursos económicos de otras acciones del plan de marketing digital.

Para que Google AdWords siga siendo un sistema eficiente debemos saber cómo calcular nuestra oferta máxima de CPC, la cantidad a partir la de la cual Google AdWords deja de ser un sistema rentable de generación de tráfico cualificado. Para ello debemos seguir un sistema de 3 de pasos.

1.- Determinar nuestro CPA (Cost Per Acquisition).

Nuestros anuncios se muestran un número N de veces (CPM, Cost Per Mille), a medida que suman impresiones los usuarios hacen clic (CPC, Cost Per Clic) en nuestros anuncios pudiéndose determinar un CTR (Clic Through Rate) una relación entre los clics y las impresiones de un anuncio

Clic Through Rate formula

CTR = (Clics/ Impresiones)*100. Esta fórmula se lee así. El porcentaje de clic es igual al número de clics recibidos dividido entre el volumen total de impresiones lanzadas.

Los usuarios que hacen clic en nuestros anuncios son conducidos de forma automática a una página web (home, página interna o landing page) en la que esperamos que conviertan, es decir que cumplan el objetivo de la campaña (descarga de un PDF informativo, descarga de un cupón descuento o vale promocional, registro del usuario, compra de un producto o servicio, etc). Sólo un pequeño porcentaje de los usuarios que llegan a la landing page cumplen el objetivo. Se establece un segundo ratio el CR, Conversión Rate que establece el número de clics necesarios para que se produzca una conversión.

Conversion Rate formula

CR = (Clics/ Conversiones)*100. La fórmula se lee así. El porcentaje de conversión es la relación entre el número total de clics recibidos y el número total de conversiones conseguidas. 

El ratio de conversión promedio para ventas no incentivadas es de 1%. Es decir cada 100 clics se va producir una venta. Este ratio baja enormemente en sectores como la venta online de viajes y billetes (se consultan muchas tarifas y se venden pocos billetes) y es espectacularmente más alto en la venta de entradas de espectáculos. Debemos determinar cuánto nos ha costado conseguir ese cliente, el CPA (Cost Per Acquisition) que en su versión más simple sumaría el CPM (coste por mil impresiones) + CPC (el coste de los clics necesarios para que se produzca una conversión).

CPA formula

Existen dos fórmulas. La más sencilla es contar el número de clientes que hemos conseguido y dividirlos por el coste de la campaña. La segunda fórmula, más larga, suma las inversiones parciales. CPA = CPM total + CPC total. La expresión escrita de la fórmula es el coste de adquisición de un cliente es igual a la suma del coste total de las impresiones lanzadas y al coste total de los clics recibidos.

2.- Limitar nuestro CPA en función del valor del vida del cliente.

El valor del cliente es el margen bruto que nos proporciona en un periodo de tiempo. El margen bruto se calcula restando al valor de venta el valor de compra.

Margen bruto = Valor de venta – Valor de compra

Ejemplo 1. Si por ejemplo hacemos una campaña de AdWords para vender a 12€ camisetas con diseño gráfico que nos cuestan unitariamente 9€, nuestro margen bruto es de tan solo 3€ por camiseta vendida. El sentido común nos dice que nuestro CPA (Cost Per Acquisition) máximo de cada cliente debe ser inferior a 3€ si no queremos perder dinero con cada camiseta que vendamos.

Ejemplo 2. Vamos a complicar un poco más la cosa. En lugar de un producto vamos a pensar que vendemos un servicio: la suscripción a la plataforma online de música Spotify. La compañía quiere hacerse con la mayor cuota posible de clientes antes de que aparezca Google Music en Europa y cuenta con nosotros. En este caso el objetivo de nuestra campaña de AdWords es captar clientes aprovechando la oferta promocional de suscripción al servicio Premium de Spotify por el que la cuota habitual de 9,99€ /mes se reduce a tan sólo 4,99€/ mes.

Spotify nos ha comunicado que el cliente de pago permanece en su compañía 18 meses como promedio antes de darse de baja y que el margen bruto promedio (descontado lo que Spotify paga a las discográficas por su catálogo) es de 1,99€/ mes. En este caso el valor de vida del cliente LTV de Spotify es de 18 meses x 1,99€ = 35,82€.

Esta cantidad representa el valor máximo que podríamos gastarnos para adquirir un cliente. Pero obviamente el CPA tiene que ser muy inferior para que el proyecto sea viable económicamente. Es práctica común en las empresas de servicios que el CPA se sitúe entre 1/5 y 1/3 del LTV

CPA LTV formula

LTV/5 > CPA < LTV/3. Esta fórmula se lee así: El coste promedio de adquisición de un cliente se sitúa entre una quinta parte (20%) y una tercera parte (33%) de los ingresos brutos que genera el cliente en un período de tiempo determinado. Utilizando los datos de nuestro ejemplo 35,82/5 = 7,164€ y 35,82/3 = 11,94€. Es decir el CPA se sitúa entre 7,164€ y 11,94€ por cliente.

3.- Aplicar la fórmula que nos permite calcular la oferta de CPC.

Si utilizamos el ratio de conversión del 1% anterior, (es decir que necesitamos 100 clics para que un usuario se haga cliente de pago) deberíamos aplicar esta fórmula

Cost Per Clic formula

CPC = CPA (CR)/ 100. Esta fórmula se lee así: el coste por clic se calcula multiplicando el coste de adquisición de un cliente por el ratio de conversión y dividiendo el resultado entre cien.

  • CPC = CPA 7,164 € (CR 1)/ 100 = 7,164/100 = 0,072 € por clic
  • CPC = CPA 11,94€ (CR 1)/ 100 = 11,94/100 = 0,12€ por clic

Obviamente tenemos un presupuesto muy exiguo y deberemos acudir sí o sí a keywords de long tail para tratar ofertar Spotify vinculado a grupos, canciones y letras (lo que la gente busca en internet) de caracter minoritario (grupos alternativos, jazz, hip-hop, etc).

Antes decíamos que el ratio de conversión del 1% era aceptado como promedio para ventas no incentivadas. Vamos a considerar que la promoción de precio de Spotify es muy buena y nos permite incrementar nuestros ratios de conversión promedio a un 4% Nuestra oferta de CPC sería entonces mucho mayor

  • CPC = CPA (CR)/ 100 = CPA 7,164 (CR 4)/ 100 = 0,29€ como mínimo y
  • CPC = CPA 11,94 (CR 4)/ 100 = 0,48€ como máximo.

Confiamos que esta explicación del cálculo de la oferta máxima de CPC te sea de utilidad para optimizar tu presupuesto en Google AdWords y cualquier otra red o soporte que te ofrezca la posibilidad de hacer campañas de PPC (pago por clic). Para calcular esta oferta máxima de CPC es imprescindible manejar tres conceptos clave como son el coste de adquisición del cliente (CPA), el valor de vida del cliente (LTV) y la tasa de conversión (CR). Un sencillo sistema de 3 pasos te guiará para establecer la oferta de CPC más adecuada:

  1. Determinar el CPA, Cost Per Acquisition, el coste promedio de adquisición de cada nuevo cliente.
  2. Limitar el coste de adquisición de un nuevo cliente entre un tercio y un quinto de los ingresos brutos que ese cliente proporcionará en un período de tempo X.
  3. Aplicar la fórmula por la que se multiplica el coste de adquisición de un cliente por la tasa de conversión de la presencia online.

Te ayudamos a optimizar tu inversión en AdWords

Google AdWords es una herramienta muy útil cuando se sabe manejar. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a determinar tu oferta máxima de CPC. Mejoraremos tu coste de captación de nuevos clientes, incrementaremos la eficacia de tu presupuesto de marketing en AdWords.